< sitios de interés
El Panecillo un conjunto histórico
La calle de las Siete Cruces
El Palacio en el Centro de la política un blanco de concreto vigila la plaza
El Centro Histórico
La Cima de la Libertad
El Panecillo la ciudad de una mirada
La Circasiana, una bella neo-renacentista
La Ronda aquí nació el chulla quiteño
Un hotel en la Plaza Grande el Majestic y una abuela visionaria
Un paseo de recuerdos en canoa
Una plaza con historia de mercado popular a Plaza del Teatro
Quito turístico en un solo día
Parque Metropolitano el hogar de los colibríes
Centro Cultural del Instituto Geográfico Militar un Viaje a las Estrella
Lloa placidez entre montañas
Ruinas incaicas en Rumicucho
Un planetario en latitud 0º 0' 0'' las estrellas desde la mitad del mundo


Lloa placidez entre montañas
A sólo 40 minutos de Quito, hacia el sur, todavía en la Provincia de Pichincha, se encuentra un pueblo que posee tierras muy fértiles para la agricultura y la ganadería… Es Lloa, un lugar para el viajero informal, para el que le gusta aventurarse y conocer la sencillez y a la vez la gran riqueza cultural de nuestro pueblo.
En los buses que van y vienen de Lloa se huele a campiña: por un lado están las gallinas esperando su hora final, por otro un tanque de gas o las canastas con las "compritas" o un poblador con una escopeta al hombro, así como si nada.
Entre lastre, moles verdes, precipicios y caminos serpenteantes, asoma a 15 minutos de camino el barrio Santa Bárbara, luego la iglesia de la Virgen de "El Cinto" y, cuando la dura carretera se torna adoquinada, ya se ven las primeras casitas.
Papas, habas, maíz, cebollas de las buenas abundan en esta zona. La leche no se queda atrás: se extraen 30 mil litros diarios y es de buena calidad.

¿Qué ver en Lloa?
Uno de los mayores atractivos de este pueblo es la Virgen del Cinto. Una imagen centenaria que posee su iglesia, con incrustaciones de piedra laja.
Este lugar es visitado por 30 mil personas en septiembre, mes dedicado a esta virgen. Los feligreses también tienen otra adorada: La Virgen del Volcán, que la veneran en pleno cráter.
Lloa es una población importante por sus recursos. El río El Cinto y tres vertientes más son proveedores actualmente de 350 litros de agua hacia Quito. Además hay dos minas ( San José y Uraurco) de donde se extrae arena, lastre y ripio para la construcción. El 80 por ciento de este material es llevado a la capital.
A diez kilómetros de Lloa está el balneario "Los Baños", donde los pobladores se zambullen en aguas medicinales compuestas de azufre.
En Lloa usted puede sumergirse en un valle, un sencillo espacio con tierras donde se vislumbra el futuro sobre un caballo y se charla con habas cocinadas a la mano.
Quien la visite sentirá que está protegido por las montañas circundantes y por hálitos reconfortantes que envía la naturaleza.

¿Cómo llegar?
De lunes a viernes la gente se transporta en volquetas que traen material para la construcción. Salvo excepciones, los fines de semana hay tres buses que hacen igual número de turnos.
Es recomendable ir con un vehículo propio y resistente o en el transporte interparroquial esporádico. La parada de buses funciona en la intersección de la calle Angamarca y avenida Antonio José de Sucre, en Quito
.

arriba