< Aventura
Ambato
Bolívar
La Gruta de La Paz
Provincia de Imbabura
Salinas es la casa del mejor queso
Santo Domingo de los Colorados
Bolívar
Cañar, testimonio histórico y mágico
Carchi, paisaje y encanto
Cotopaxi, turismo cultural entre ollas de barro, mercado y helado...
El Valle del Chota - Ruta del Sol, historia y bajo
En Cayambe Puntiachil: calendario del sol.
Templo-museo del Quinche la fe en obras de arte
La Iglesia de Yaruquí un templo campesino
Visitemos Ingapirca hacia el templo del sol
Los tejedores de las cascadas
A comer "encocado"
San Agustín de Callo
Un paraíso verde, cerca de la ciudad Santo Domingo de los Colorados

El Valle del Chota - Ruta del Sol, historia y bajo
El valle del Chota parece un pedazo de África encajado en las alturas de los Andes.

A tres horas hacia norte de Quito y a tres horas antes de llegar a Tulcán, la ciudad a mayor altura en Ecuador, se encuentra el Valle del Chota. Aquí, en el centro de los Andes, miles de hombres negros cultivan una infinidad de productos tropicales como la yuca, plátano y caña de azúcar.

En la actualidad los pueblos negros exhiben su encanto a lo largo del río Chota con cálidas temperaturas, lozano y orillas verdes. Estas a veces se alzan a la vista de la geografía rocosa y desértica sobre el valle.

En las orillas de río Chota, la fuente del rico crecimiento de uvas, fresas, aguacates, chirimoyas, granos y el legendario "ovo", yacen los pueblos de Natabuela con sus viejas refinerías de azúcar.

Muy cerca se encuentra la población de Salinas de la sierra donde los visitantes incluso pueden ver las esposas que encadenaban a los esclavos con los moldes de sal con que trabajaban.

En Chota, Piquiucho, Carpuela, El Juncal y muchos otros sitios, el calor de la gente es contagioso y su felicidad es evidente. Si usted tiene la oportunidad de formar parte del festival local, disfrutará la música del tambor bajo; instrumentos hechos de plantas y otros materiales de la región.

La música de bajo es una forma de tradición oral que cuenta a través del canto todos los sucesos que tienen significancia para la historia de la población. Escuchando algunas de estas aprendemos que el puente de Juncal fue demolido 5 veces por las crecidas del río... "Cuan hermoso es el puente de Juncal, con carros que pasan a Tulcán", dicen las líneas de la clásica canción de bajo.

En el valle nos perdemos a nosotros mismos en el placer de asolearnos en las playas del río, observando el juguetón paisaje humano de hombre y mujeres disfrutando la magia y frescura de sus aguas.

Cómo llegar allá:

Los turistas pueden llegar al Valle del Chota a través de la Panamericana norte, principal vía hacia Colombia. Al cruzar la parte central del Chota, usted encontrará una enorme infraestructura turística con hostales y posadas como Oasis y Arúba, en los cuales usted puede disfrutar piscinas con olas y toboganes de agua.

arriba